La Comisión de Competencia (CC) del Reino Unido considera que la propiedad del gestor aeroportuario BAA, filial de Ferrovial, de siete aeropuertos en el Reino Unido no beneficia a las aerolíneas ni a los pasajeros, por lo que podría obligarle en el futuro a vender alguno de ellos. En un primer informe en el que el regulador no presenta ninguna conclusión definitiva, la CC señala que la opinión expresada hoy se basa en los datos disponibles hasta la fecha, e identifica las áreas en las que debe seguir investigando.