La Autoridad de Servicios Financieros del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés) ha multado a dos ex altos cargos de Northern Rock por no haber alertado en enero de 2007 de los errores en las cifras relativas a la morosidad hipotecaria de la entidad, según informó hoy el supervisor en un comunicado.