La CNMV, el organismo regulador de los mercados financieros, ha advertido de la existencia de 17 chiringuitos finacieros que no están habilitados para operar en Brasil, 15 en México, dos en Noruega y otros dos en Bélgica.