La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha admitido a trámite la opa formulada por Metrovacesa sobre más de la mitad de sus acciones propias, según informó el organismo regulador. Esta operación se enmarca en el plan de escisión acordado entre la familia Sanahuja por un lado y Joaquín Rivero (presidente de Metrovacesa) y Bautista Soler por el otro. La opa se realizará sobre 64,53 millones de acciones, un 60,3% de Metrovacesa, aunque el grupo ya informó que se ha inmovilizado el 49,50% del capital, por lo que la oferta se extiende de manera efectiva sobre un 50,50% del capital social.
En febrero, los bandos enfrentados por el control de la inmobiliaria anunciaron un acuerdo para dividir el grupo inmobiliaria en dos entidades separadas y poner fin a meses de feroz batalla. Gecina, controlada por Rivero y Soler, tendrá los negocios inmobiliarios centrados en Francia, y será accionista también de una nueva sociedad española con diversos activos de oficinas en alquiler en España. Por su parte, Metrovacesa, controlada por los Sanahuja, contendrá los negocios inmobiliarios centrados en España, pero también será propietaria de un patrimonio en alquiler en Francia parte del actual patrimonio de Gecina, según señalaron. A las 16.40 las acciones de Metrovacesa subían un 0,06% hasta 79,30 mientras que el Ibex-35 se descontaba un 0,18% hasta 13.941,60.