El Consejo de Administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) decidirá en su reunión de mañana si autoriza al grupo alemán E.ON a comprar Viesgo, la filial de la italiana Enel en España. La operación de compraventa de Viesgo, que el regulador energético analiza desde el pasado septiembre, forma parte del pacto alcanzado en abril entre Enel-Acciona y E.ON, por el que esta última se retiró de la puja por Endesa. Según la legislación vigente, la CNE debe pronunciarse sobre cualquier operación que implique la adquisición de más de un 10% de una empresa que desarrolla actividades reguladas (transporte y distribución de gas y electricidad). Durante el procedimiento, la CNE ha escuchado al presidente del grupo alemán, Wulf Bernotat, quien presentó ante los miembros del Consejo el proyecto empresarial que quiere desarrollar en España a partir de la compra de Viesgo, de varios activos de Endesa y los parques eólicos, las centrales hidroeléctricas y de biomasa adquiridas en agosto al grupo danés Dong.