Se trata de la segunda multa más alta que ha recibido Telefónica en su historia, por debajo de la que el Tribunal de Defensa de la Competencia le impuso en abril de 2004, por 57 millones, en la primavera de 2004, "por afectar gravemente al proceso liberalizador". La operadora de telecomunicaciones, Jazztel, inició en 2005 una batería de acciones legales contra Telefónica en distintas instancias por considerar que su actitud en relación al alquiler del bucle local de abonado, le habían supuesto retrasos de más de 4 meses en el desarrollo del plan de negocio de la empresa. Fuentes de Telefónica, consultadas por EFE, señalaron que la CMT todavía no les ha comunicado la resolución por la que le imponen la multa por lo que no hacen comentarios. EFECOM