La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) ha autorizado a Telefónica a instalar diecisiete de los veintisiete nodos de acortamiento de bucle que solicitó la operadora en marzo y mayo de 2009, respectivamente.  En este sentido, la compañía indica que se ha visto obligada a paralizar la instalación de los nodos y que el retraso para obtener la autorización supone un "grave perjuicio" para sus clientes finales, para los operadores y para ella misma.