La Comisión Europea propondrá mañana una norma cuyo objetivo es restringir las inversiones de los bancos comunitarios en productos de alto riesgo y evitar así que se repita el 'efecto contagio' que han provocado los activos tóxicos que tienen su origen en las hipotecas de alto riesgo estadounidenses. El contagio de los activos tóxicos norteamericanos está golpeando ahora a Europa y ha obligado a las autoridades públicas a intervenir en los últimos días para rescatar bancos en Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica, Países Bajos o Luxemburgo. La iniciativa que se presentará este miércoles es una de las principales medidas promovidas por el Ejecutivo comunitario para prevenir futuras turbulencias financieras y lograr una mejor gestión de los riesgos por parte de las entidades financieras.