La Comisión Europea pidió hoy dar poder a los supervisores nacionales para que puedan sancionar a los bancos cuyas políticas de remuneración y sus bonus premien la asunción de riesgos excesivos con multas o incluso con la imposición de exigencias de capital adicionales. Bruselas reclama además imponer mayores requisitos de capital a los bancos que inviertan en productos financieros complejos basados en la titulización y retitulización, que pueden generar grandes pérdidas y han estado en el origen de la crisis, y aumentar la transparencia sobre la exposición a estos productos y sus riesgos.