La Comisión Europea está convencida de que su decisión de multar a Telefónica por abusar de su posición de dominio en el mercado español de banda ancha es "legalmente muy sólida", por lo que no tiene "teme" un recurso ante la Justicia europea. El portavoz de la Comisión, Jonathan Todd, ha recordado que la decisión de la Comisión Europea condena de manera "muy clara" una conducta ilegal del operador dominante, que dañó "profundamente" a los consumidores y empresas españoles.