La Comisión Europea dio hoy luz verde a Iberdrola para vender su participación del 25% en la regasificadora Bahía de Vizcaya Gas (BBG), al fondo de Deutsche Bank RREEF Infraestructure, tras considerar que la operación no supondrá un obstáculo real a la competencia en el espacio económico europeo ni en una parte sustancial del mismo.
El RREEF Pan-European Infrastructure Fund es un fondo de inversiones de carácter privado, que incluye una serie de fondos de pensiones importantes y compañías de seguros, y opera en el campo de inversiones inmobiliarias y en infraestructuras. Además, está gestionado en última instancia por el Deutsche Bank, proveedor mundial de servicios financieros.

Por su parte, BBG realiza las actividades comerciales y de mantenimiento de una planta de regasificación de gas natural líquido en Bilbao.

Tras el examen de la operación, Bruselas concluyó que el fondo de Deutsche Bank no realiza ninguna actividad que se solape o tenga relación con las actividades de Iberdrola o BBG, por lo que no habrá duplicación horizontal ni relaciones verticales entre las partes, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.