El comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, subrayó hoy la necesidad de contar con "elementos más sofisticados" que el PIB para medir el crecimiento de los países a un nivel más "completo" que el económico y que incluyan valores como el bienestar, la felicidad o el respeto al medio ambiente. También anunció que Bruselas prepara para 2010 una versión piloto de un índice medioambiental con el que medir la eficacia de las políticas ambientales. En la actualidad existen algunas estadísticas que miden factores de bienestar, pero que a juicio de la Comisión resultan insuficientes. Entre estos indicadores figuran la "huella ecológica", la tasa de desempleo o la 'vida saludable' en las que España se sitúa a la cola con respecto a la media europea.