La Comisión Europea dio hoy su visto bueno a la ayuda de rescate, por un importe global de 17.100 millones de euros, concedida al banco alemán Sachsen LB para resolver los problemas financieros que le generó la crisis de las hipotecas de alto riesgo de Estados Unidos. Tras una investigación comenzada en febrero, el Ejecutivo de la UE concluyó que la asistencia de liquidez y la garantía estatal aportada a la entidad, en el contexto de su venta al Landesbank Baden Württemberg (LBBW), constituyen una ayuda de Estado, pero ésta respeta la normativa europea.