La Comisión Europea (CE) ha autorizado la compra de la división de la compañía alemana Lanxess, dedicada a la producción de ingenierías termoplásticas, por parte del grupo químico británico INEOS. Bruselas ha dado luz verde a la operación al considerar que no supondrá perjuicios para la competencia dentro del mercado europeo porque INEOS no produce ABS, a pesar de que sí se dedica a la fabricación de otras resinas termoplásticas, como polipropileno y PVC.