La Comisión Europea autorizó hoy la compra del fabricante estadounidense de herramientas de bricolaje Black & Decker por parte de su rival Stanley Works tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.