La Comisión Europea dio hoy luz verde a las autoridades irlandesas a inyectar 3.500 millones de euros para recapitalizar el Bank of Ireland, a través de la compra de acciones preferenciales con el 25% del derecho de voto en la entidad. La CE consideró que el plan supone un remedio adecuado para solucionar "un problema serio" en la economía irlandesa, ya que es de alcance limitado, prevé una "remuneración adecuada" y ofrece salvaguardas para minimizar las distorsiones a la competencia, explicó un comunicado. El plan fue presentado a la CE el pasado 11 de marzo por las autoridades irlandesas.