La Comisión Europea autorizó hoy la adquisición del banco Hypo Real Estate por parte del fondo de estabilización de los mercados financieros, controlado por el Estado alemán, tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. Se trata del primer caso de nacionalización de un banco que ha sido notificado a Bruselas para que se examine en tanto que concentración desde el principio de la crisis financiera.