El valor agregado de la cartera industrial de las cajas de ahorro y los bancos españoles se incrementó un 9% en 2006, con respecto al año anterior, por lo que supera los 116.000 millones de euros, según un estudio de la empresa de análisis sectoriales DBK. Esta cartera representa el 5,7% de los activos de las cajas de ahorro elevándose su valor a 60.357 millones de euros, mientras que en los bancos supone el 3,5% de los activos con 55.645 millones. Según el informe, el sector inmobiliario y de construcción es el de mayor volumen acaparando una tercera parte del valor de la cartera de participaciones permanentes; los siguientes en orden de importancia son el sector financiero, el de las aseguradoras, las energéticas y las telecomunicaciones. Los resultados procedentes de la cartera crecieron el 34% en 2006 aportando el 15% del beneficio bruto del sector financiero con 4.908 millones de euros. El estudio registra que las cinco primeras entidades son el Banco Santander, el BBVA, La Caixa, Caja Madrid y BBK que absorbieron de forma conjunta el 64% del valor agregado de la cartera. DBK prevé que esta cartera aumente el 24% alcanzando un valor de 144.000 millones de euros a finales de este año.