La Caja del Mediterráneo ha obtenido un beneficio consolidado de 39,8 millones de euros.
Durante el primer trimestre el beneficio consolidado fue de 39,8 millones de euros en 2011, lo que supone un 37% menos que en el mismo periodo de 2010.
 
En los tres primeros meses del año la entidad ha formalizado 37.261 nuevas operaciones crediticias por importe de 1.573 millones de euros, de los que 1.233 se han destinado a empresas, según ha informado a la Comisión Nacional de Valores.