La Caisse des Dépots et Consignations, el ente que agrupa las principales participaciones industriales en manos del Estado francés, tuvo en 2008 su primer ejercicio de números rojos con 1.500 millones de euros de pérdidas, reveló hoy "Les Echos". La principal razón de esas pérdidas -cerca de 1.000 millones de euros- fue la depreciación de sus acciones en bolsa, directamente relacionada con la caída del 42% el pasado año del índice CAC-40 del mercado francés, destacó el diario económico. La cartera bursátil de CDC era de unos 20.000 millones de euros a comienzos de 2008, y durante ese año la entidad no se deshizo de acciones "para no añadir más crisis a la crisis", según una fuente interna citada por "Les Echos". El grupo creado en 1816 tras el fin de imperio de Napoleón, también hubo de ajustar el valor de varias de sus participaciones industriales por un monto de unos 2.500 millones de euros.