La caja de ahorros West Bromwich, la octava mayor del Reino Unido, tendrá que ser rescatada por el Estado al no poder hacer frente a su delicada situación financiera, informó hoy la BBC. Según la cadena pública, el plan de rescate que se pondrá en marcha en los próximos días podría conllevar la fragmentación del negocio, de forma que los ahorros serían asumidos por otra entidad bancaria mientras que los activos pasarían a estar bajo el control del Banco de Inglaterra. Las personas que tengan depósitos en la caja conservarán todos sus ahorros, y la situación tampoco variará para los poseedores de hipotecas, señala la BBC. De acuerdo con la emisora, West Bromwich se metió en problemas al arriesgarse demasiado con la financiación de propiedades comerciales y pisos que se compraban para alquilar. La entidad opera 46 sucursales y tiene 350.000 clientes en el Reino Unido.