La Caixa y Repsol YPF están dispuestos a comprar la participación del 12% en Iberdrola controlado por Actividades de Construccion y Servicios, o ACS, intentando allanar el camino para alcanzar un gran acuerdo en el sector eléctrico español, según publica el diario La Razón. La venta de la participación permitiría a ACS reducir su deuda y eliminaría una gran barrera a la planeada fusión entre Iberdrola -la mayor eléctrica de España por valor de mercado- y Gas Natural SDG SA (GAS.MC), ahora controlado por La Caixa y Repsol.