La Caixa ha tomado acciones de Metrovacesa representativas del 5,18% de su capital social al ejecutar deuda que tenía concedida a la familia Sanahuja, ex accionista de control de la inmobiliaria, informó hoy la caja. El paquete de acciones está valorado en 68,6 millones de euros, en función del precio al que Metrovacesa concluyó la semana en bolsa (19 euros por acción, tras bajar un 3,85% en la sesión).
'La Caixa' ya tenía los derechos de voto de estas acciones, que tenía registradas de forma indirecta desde abril de 2009, puesto que los Sanahuja las habían pignorado a favor de la caja como garantía de créditos.

La entidad que preside Isidre Fainé se suma así a los seis bancos y cajas que hace casi un año se hicieron con el 65,5% del capital de Metrovacesa y con su control al ejecutar también deuda de los Sanahuja.

Se trata de Santander, Banesto, BBVA, Sabadell, Caja Madrid y Banco Popular. A este grupo posteriormente se sumó en noviembre del pasado año Barclays, que se quedó con acciones representativas del 7% de la inmobiliaria, también al ejecutar deuda de un crédito de Cresa, una de las sociedades de los Sanahuja.

En el caso de 'La Caixa' y Banco Popular, figuran también entre el grupo de entidades que se quedaron con acciones de Colonial al ejecutar deuda de su ex accionista de control Luis Portillo.

En Metrovacesa, 'La Caixa' notificó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se ha hecho con un total de 3,611 millones acciones de la inmobiliaria, representativas del 5,18% del capital.

De este paquete, 3,50 millones de títulos (un 5,03% de la empresa) corresponde a la cancelación de la parte que le correspondía de un préstamo suscrito en 2007 entre Cresa y varias entidades por un total de 458 millones de euros. Hasta el momento estas acciones estaban pignoradas a favor de 'La Caixa' como garantía de su parte de crédito.

Las acciones restantes (104.696 títulos, un 0,15%) corresponden a la contraprestación por cancelar endeudamiento otorgado a diversos miembros de la familia Sanahuja.

Con esta nueva dación de acciones para amortizar deuda, la participación de los Sanahuja en el capital de Metrovacesa quedará reducido hasta alrededor del 17%, lejos del 80,6% que alcanzaron en la inmobiliaria cuando se hicieron con su control tras una 'guerra' de OPAs con los anteriores dueños (los socios Joaquín Rivero y Juan Bautista Soler). De su lado, los bancos suman ya el 77,68% del accionariado de la compañía.