La Caixa ha obtenido, en los seis primeros meses del año, un beneficio de 975 millones de euros, lo que supone un 7,93% menos que el registrado en el mismo periodo del año anterior cuando obtuvo 1.059 millones de euros.