La Caixa cerró hoy la colocación de una emisión de cédulas hipotecarias por un importe total de 1.250 millones de euros y con un plazo de amortización de cinco años. Esta emisión dirigida a los mercados de capitales, contribuye a la normalización de los mercados de deuda y refuerza la posición de liquidez de La Caixa, según expuso la entidad financiera en un comunicado. Los títulos emitidos han generado una demanda de unos 1.700 millones de euros y ha despertado el interés de más de 75 inversores, tanto nacionales como internacionales. Destaca la participación de bancos, fondos de inversión, compañías de seguros y fondos de pensiones.