La cadena de supermercados Carrefour lanzó hoy sus planes para convertirse en proveedor de electricidad en Bélgica, con lo que pasará a ser el primer minorista europeo que venderá energía directamente al consumidor, según destacó la Comisión Europea (CE). La multinacional francesa ofrecerá electricidad procedente de fuentes renovables -eólica y biomasa, principalmente- y tiene previsto garantizar una tarifa fija durante el periodo contratado por el cliente. Además, la empresa se encargará de los trámites para desvincular a sus usuarios de su antiguo proveedor, según informó hoy.