La siderúrgica brasileña Usiminas reportó el miércoles una pérdida neta de 112 millones de reales (53,21 millones de dólares) en el primer trimestre, y dijo que sus resultados fueron golpeados por la desaceleración económica y gastos excepcionales. El resultado se compara con un beneficio de 712 millones de reales en el mismo trimestre del 2008 y, más recientemente, con ganancias de 837 millones de reales en el cuarto trimestre.