La Bolsa española repartió en la primera mitad del año 20.058 millones de euros de dividendos, el 44 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, según los últimos datos facilitados por Bolsas y Mercados Españoles (BME). 
Gran parte de ese incremento corresponde a los 4.556 millones de euros distribuidos por Endesa, sin los cuales la diferencia hubiera sido del 11 por ciento.
De los 20.058 millones, 19.454 correspondieron a dividendos en efectivos, 569 millones a pago en especie y 35 millones a primas de emisión y reservas.