Hay buenas oportunidades de inversión en la bolsa española a largo plazo. Pero en opinión de Iván Martín, director de renta variable de Aviva Gestión, comprar y esperar no siempre resulta rentable, sino que se hace necesario una gestión de forma activa de las inversiones para comprar con un nivel de precios bajos y vender cuando el mercado suba, adaptándonos a los vaivenes en épocas de inestabilidad y amortiguar así posibles pérdidas.

“Un PER (relación precio-beneficios) por debajo de 10, es garantía de rentabilidad a futuro”, señaló Martín en el seminario “Nuevas Propuestas Anticrisis”, celebrado el la Bolsa de Madrid. Organizado por Estrategias de Inversión, en el seminario participaron 3 gestoras de primer nivel que aportaron sus distintas propuestas para obtener rendimiento de las inversiones en épocas de inestabilidad: Amundi AM, Aviva Gestión y Pictet; KA Fondos, empresa independiente de asesoramiento financiero, y AGF, que dio una visión geopolítica de los mercados mundiales.

Iván Martín, comentó que a nivel de mercados en general y en España en particular, estamos en niveles de precios bajos con sensación de cerca de suelo, lo que debemos aprovechar para comprar acciones españolas a buen precio. Explicó que estamos ante un mercado ineficiente, con una alta concentración y bajo seguimiento, lo cual hace generar buenas oportunidades (generación de alpha). Como ejemplo, habló de Aviva Espabolsa FI, con una rentabilidad acumulada des su lanzamiento en 2004 de casi el 55%.

FONDOS TEMÁTICOS

Patricia de Arriaga, directora comercial de Pictet,
habló de la inversión temática como otra opción de inversión para épocas de mercados turbulentos. Las llamadas Megatendencias suponen 15 desafíos globales a nivel mundial, independientes del ciclo económico habitual. La propuesta de Pictet consiste en aprovechar tendencias estructurales con efectos en el medio ambiente, como la creciente escasez de agua, de tierra cultivable y de madera, así como el proceso de transición hacia un uso más eficiente de las fuentes energéticas y de las actividades agrícolas, con perspectivas de crecimiento a largo plazo. En este sentido, habló de Pictet Water, que este año cumple su décimo aniversario, porque invertir en el agua permite no sólo contribuir a la mejora de las condiciones de vida humanas, sino también generar excelentes rentabilidades financieras; y de Pictet Clean Energy, ya que en su opinión, “los campos de la energía solar y eólica son probablemente los más prometedores, tanto desde el punto de vista de la innovación como de las inversiones”.

Sobre cómo obtener rentabilidad de nuestras inversiones en tiempos inciertos, habló Raúl Fernández, director de distribución externa de Amundi. Explicó que podemos aprovecharnos de la rentabilidad para obtener beneficios, ya que hay productos que la gestionan a nuestro favor, es decir, que obtienen más rentabilidad en mercados más volátiles. “Podemos transformar volatilidad en rentabilidad -afirmó-, además, la volatilidad protege en mercados inciertos y diversifica”. Expuso dos opciones en este sentido: Amundi Funds Dynarbitrage Volatility, que invierte en renta fija y monetarios a largo plazo, para perfiles más conservadores; y Amundi Funds Volatility Euro Equities, para perfiles más dinámicos, que invierte en una cartera mixta, con una volatilidad equivalente a la mitad de la de la renta variable. Ambas opciones además, son adaptables a todo tipo de mercados, no sólo son eficientes cuando los mercados caen.

ASESORAMIENTO

De asesoramiento y optimización de carteras habló Javier Kessler, socio de KAFondos y presidente de ASEAFI (Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero). Las estructuras ineficientes del mercado hacen posible la aparición de la figura del asesor financiero. En este sentido, explicó que “la Ley del Mercado de Valores contempla cuatro Empresas de Servicios de Inversión: las Sociedades de Valores, las Agencias de Valores, las Sociedades Gestoras de Cartera y las Empresas de Asesoramiento Financiero. Estas últimas, las llamadas EAFIs, son personas físicas o jurídicas que prestan servicios de asesoramiento financiero en materia de inversión y en materias auxiliares como estructuración de capital, estrategia industrial y demás servicios en relación con fusiones y adquisiciones. Deben contar además, con medios técnicos y humanos que permitan cumplir con sus obligaciones y asumir sus responsabilidades”. La principal ventaja, es que la EAFI sólo se dedica al asesoramiento, no existe depósito ni intermediación, lo que supone un ahorro de costes para el cliente, ya que al acceder directamente al activo financiero, se reducen las comisiones intermedias.

GEOPOLÍTICA

Bernabé Gutiérrez, consejero delegado de Arthur Global Practice, aportóo una visión macroeconómica sobre lo que gestores e inversores deberían saber sobre geopolítica. Su argumento principal es que la introducción del elemento geopolítico o macro en la ecuación de inversión contribuye a mejorar los resultados y la gestión de riesgos. “La práctica diaria nos dice -apuntó-, que la falta de comprensión o desconocimiento macro político en los mercados se paga vía riesgo”. El elemento macro o geopolítico, traducido en variables como las políticas económicas y gubernamentales, las acciones de los bancos centrales, las elecciones, los niveles de deuda, el papel de los mercados emergentes y desarrollados o la gestión de los recursos naturales, es determinante en los mercados financieros e imprescindible de cara a una buena gestión de riesgos, algo que supuestamente es una de las principales lecciones de lo sucedido en el 2008. Explicó, por ejemplo, que la relación entre Estados Unidos y China es el principal riesgo político en la actualidad, o que Europa está en los inicios de sus crisis, política y económica.