El operador de la bolsa de Londres, London Stock Exchange (LSE) ha incrementado un 56% su beneficio en el ejercicio cerrado en marzo, gracias a unos altos niveles de negociación. La compañía espera un mayo crecimiento para el año actual. LSE tuvo un beneficio operativo anual de 289 millones de libras, frente a los186 millones de hace un año, y por encima de los 279 millones que esperaban los analistas.