Los principales bancos españoles registran  ligeros recortes en Bolsa, después de que la agencia de medición de riesgos Moody's decidiera revisar la calificación de la fortaleza financiera de 36 entidades. La agencia estadounidense de rating revisará  su capacidad para afrontar sus pagos en solitario, dado que el empeoramiento del ciclo económico "afectará a la calidad de sus activos y su capacidad para absorber las pérdidas".

El informe de Moody's señala también que podría rebajar la calificación crediticia de la deuda a largo plazo de 34 de estos 36 bancos, así como la puntuación de la deuda subordinada de 22 de ellos.

La agencia de calificación explica que la revisión concluirá en las próximas semanas y que, en cualquier caso, la rebaja "estará limitada a un máximo de dos grados".

Las entidades a las que se refiere Moody's son: BBVA; Banco Cooperativo Español; Banco de Crédito Local; Banco de Valencia; Banesto; Banco Pastor; Banco Popular; Banco Sabadell; Banco Santander; Bankinter; Caixa Catalunya; Caixa Manresa; Caixa Tarragona, y Caixa Terrasa.

Además, figuran Caixa Galicia; Caja Rioja; Caja Duero; Caja Cantabria; Bancaja; Caixanova; Caja Vital; CAM; Caja Burgos; Caja Ávila; Caja Madrid; Caja Segovia; Ibercaja; La Caixa; Caja España; Caja Canarias; Caja Laboral Popular; Cajamar; CECA; Lico Leasing y Santander Consumer.

No obstante, los analistas consultados minimizan el efecto que el informe de Moody's pueda tener en la cotización bursátil de estas entidades.

Así, los analistas de Renta 4 explican que el anuncio de Moody's "no debería afectar demasiado" y que, de hecho, si hubiera influido, las entidades estarían cayendo en Bolsa alrededor de un 2 por ciento.

En la misma línea, expertos de otras casas destacan que las caídas de la banca no están entre las mayores del mercado, indicador de que la revisión de Moody's "no ha pillado por sorpresa al mercado".