El banco holandés ABN AMRO pedirá una nueva inyección de capital al Estado para poder fusionarse con Fortis Holanda, según medios locales.  Según el diario económico "Het Financieele Dagblad",esta nueva ayuda financiera se sumaría a los 16.800 millones de euros que el pasado octubre el Estado holandés pagó por hacerse con el control de ABN AMRO y la división holandesa del banco Fortis.
El nuevo gestor de la entidad, el ex ministro de Finanzas Gerrit Zalm, declaró al citado rotativo que no podía precisar el dinero que necesita la entidad, aunque adelantó que, probablemente, "se tratará de una cantidad alta".

El Ministerio de Finanzas reconoció que está en conversaciones con ABN AMRO pero también precisó que hay varios expedientes en torno a esa entidad "con los que tenemos que ir a Bruselas", en alusión a la investigación abierta por la Comisión Europea sobre la compatibilidad de las ayudas a ABN con la legislación comunitaria sobre competencia.

El diario "NRC Handelsblad" precisa en su página de internet que los problemas económicos de ABN AMRO se han agravado con la venta de un diez por ciento de su negocio bancario para medianas y pequeñas empresas, una medida impuesta por el ejecutivo de la UE como condición para autorizar la integración con Fortis Holanda.

ABN AMRO espera cerrar el ejercicio 2009 con pérdidas, en parte también por el impacto de la crisis financiera internacional.