La banca española es partidaria de que Bruselas dicte normas comunes para que los bancos centrales de los principales países de la zona lleven a cabo 'stress test' homogéneos y así evitar distorsiones en la zona euro, según manifestaron fuentes del sector a Europa Press. En España no se ha llevado a cabo ningún 'stress test' como que el que se ha efectuado en Reino Unido o Estados Unidos, al menos de manera oficial y pública, pero algunas entidades creen conveniente que si los bancos centrales se lanzan a esta práctica, como pide Bruselas, deben contar con un marco y unos criterios de exigencia comunes.