Los seis bancos que cotizan en el Ibex 35 cerraron 2018 con un beneficio de 16.676 millones de euros, un 22,4% más que un año antes. Sin embargo, los ratios de rentabilidad siguen estando lejos del coste de capital (COE), que los expertos fijan entre el 9% y el 10%. Un objetivo que persigue el Banco Central Europeo (BCE) desde hace años para los bancos de la eurozona, y que todavía no cumple el sector financiero español.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de la banca del Ibex 35 se sitúa al cierre de 2018, según los datos de las propias entidades, en el 7,9% frente al 7,3% de 2017. La gran española aún debería ganar 3.500 millones más, un 20% más para cumplir con el objetivo del BCE y cubrir con esto el coste del capital. En conjunto deberían ganar unos 20.150 millones. De hecho, de los seis bancos sólo aprueban en rentabilidad Bankinter y BBVA.

En el caso de la entidad que lidera Carlos Torres Vila la mejora en rentabilidad de un año a otro ha sido la más considerable del sector al pasar de un ROE del 6,7% en 2017 a un ROE del 10,1% en 2018, tras mejorar sus beneficios un 51,3% más hasta los 5.324 millones de euros. Esta mejora llega tras la venta de su participación del 68% en su filial chilena a Scotiabank por 1.873 millones de euros, cerrar el traspaso del 80% de su ladrillo a Cerberus por unos 4.000 millones y desprenderse de una cartera de créditos hipotecarios dudosos y fallidos con los que BBVA ganó 150 millones.

 

La banca del Ibex 35 suspende en rentabilidad: debería ganar 3.500 millones más

 

En el caso de Bankinter sigue un año más como la entidad más rentable con un ROE del 13,19%, después de cerrar el ejercicio con un beneficio récord de 526,4 millones de euros. El banco que encabeza María Dolores Dancausa cerró el año 2018 con crecimientos en todos los márgenes. El margen de intereses concluye el año 2018 en 1.094,3 millones de euros, lo que supone un 5,8% más que el mismo dato de hace un año. Bankinter es la única entidad que capitaliza más que su valor en libros, 1,3 veces, frente a la media del sector que se encuentra en las 0,7 veces.

EntidadesROE 2018ROE 2017 
Banco Santander8,21%7,14% 
BBVA10,10%6,70% 
Banco Sabadell2,60%6,10% 
Bankia5,60%4,10% 
Bankinter13,19%12,64% 
Caixabank7,70%6,90% 
    
Total beneficio anual16.676 M €13.623 M €22,40%

Sabadell, el banco menos rentable tras sus problemas en TSB

El banco menos rentable del Ibex 35 es Banco Sabadell que redujo su ROE en 2018 desde el 6,1% al 2,6% después de lograr en el año un beneficio de 328 millones, un 54% menos. Los motivos de esta reducción de beneficios fueron los problemas de la migración tecnológica de su filial británica TSB y los costes extraordinarios para culminar la limpieza de su balance.

Este lunes se ha conocido que el BCE le ha elevado su requerimiento de recursos de máxima calidad (CET1) hasta el 9,64% para este 2019, al advertir un mayor riesgo en la entidad. El supervisor aumenta del 1,75% al 2,25% la exigencia de solvencia y establece un colchón anticíclico del 0,14% sobre activos ponderados por riesgo.

Pese al incremento, Banco Sabadell supera los límites exigidos de solvencia por lo que no tiene limitaciones a las distribuciones en forma de dividendos, de retribución variable y pagos de cupón a la deuda híbrida.

 

 

El BCE ha dado a conocer también el ratio de capital exigido a Caixabank este lunes. El banco central exige a la entidad catalana para este 2019 operar con una solvencia de máxima calidad (CET1) del 8,75%. El grupo tiene ahora una ratio de fondos propios del 11,7%, por lo que tendrá vía libre al pago de dividendos, retribución variable a sus directivos y los pagos de los cupones de su deuda híbrida.

Caixabank mejoró su rentabilidad en 2018 desde el 6,9% al 7,7%, por lo que está cerca de la media del sector en el 7,9%. Caixabank obtuvo en el ejercicio 2018 un beneficio atribuido de 1.985 millones, un 17,8% más respecto al ejercicio 2017. La entidad catalana explica que sus beneficios se apoyan en el aumento de los ingresos, con un margen de intereses que crece un 3,4% hasta los 4.907 millones y un aumento del margen bruto del 6,6% hasta los 8.767 millones de euros.

La entidad, que recientemente presentó su plan estratégico para el período 2019-2021, con recorte de oficinas y planteó el despido de 2.157 empleados a los sindicatos, el 7,3% de su plantilla. En 2018 vendió su negocio inmobiliario a Lone Star por unos 7.000 millones, alcanzó una participación del 100% en el banco portugués BPI y acordó desprenderse del 9,36% que mantenía en Repsol.

La segunda entidad menos rentable del Ibex es Bankia con un ROE del 5,6%, aunque mejoró en 2018 desde el 4,1%. Bankia logró un beneficio ordinario que ascendió a 788 millones de euros, un 3,4% menos, que se queda en 703 millones si se resta la provisión extraordinaria por la venta de carteras.

En el caso de Banco Santander, el ROE aumentó en 2018 desde el 7,14% al 8,21%. Santander obtuvo un beneficio atribuido de 7.810 millones de euros en el año 2018, lo que supone un incremento del 18%, en comparación con el ejercicio anterior. En la presentación de sus resultados, la entidad destacó el cumplimiento con éxito de su plan estratégico a tres años.

El aumento de los ingresos de clientes en varios mercados, como Brasil, España, México y Estados Unidos, y las mejoras de la calidad crediticia compensaron sobradamente el impacto de la depreciación de algunas divisas frente al euro, como el peso argentino”, destacó la entidad dirigida por Ana Patricia Botín en la presentación de resultados.

Fuera del Ibex 35, sólo cumple Abanca

Fuera del Ibex 35, Unicaja y Liberbank cerraron el año con una rentabilidad sobre el capital del 4% y buscan con su fusión un influjo extra de 400 millones de euros. Entre los bancos no cotizados, sólo cumple Abanca con un ROE del 10,1%. Kutxabank, Cajamar e Ibercaja todavía no han presentado sus cuentas anuales, pero a cierre de septiembre la más rentable fue la entidad vasca con un 6,3%, Cajamar cerró con un ROE del 3,13% e Ibercaja del 2,57%.