El rojo vuelve a la palestra. Wall Street abre sus puertas y lo hace arrastrado por los números rojos que se han abierto paso después de que desde China llegara la decisión de atajar la creación de burbujas y el sobrecalentamiento de la economía. Ello desde el lejano Oriente, pero desde Europa el rescate de Grecia tampoco arroja, hasta el momento, un mensaje tranquilizador en lo que a medidas se refiere. Ante este escenario, el Dow Jones de Industriales pierde un 1,1%, el tecnológico Nasdaq cae un 1,02% mientras el S&P se deja un 1,16%. En lo que respecta al mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,37 unidades mientras el precio del crudo cotiza en el entorno de los 72 dólares/barril.
Las órdenes vendedoras se imponen al otro lado del Atlántico. No hay ánimos en la última sesión bursátil de la jornada en la que los inversores ven con escepticismo los escasos mensajes que giran en torno al rescate de Grecia –del que aún no se sabe cuáles serán las medidas concretas-. Pero hoy pesa algo más en el ánimo inversor. La decisión del Banco Popular de China para atajar la creación de burbujas y el sobrecalentamiento de la economía no ha sentado nada bien en Wall Street. Y es que el gigante asiático ha decidido por segunda vez en apenas un mes elevar los requerimientos de reservas para el sector financiero. Pero sobre este escenario, el mercado debe acoger hoy las ventas minoristas de Estados Unidos que crecieron en enero más de lo esperado –un 0,5%-, lo que constituye una señal positiva para la economía al comenzar el año. Hasta el momento, el Dow Jones de Industriales pierde un 1,11%, el tecnológico Nasdaq cae un 1,02% mientras el S&P se deja un 1,16%.

Desde el punto empresarial, los resultados de las compañías cotizadas vuelven a centrar gran parte de la atención del mercado. Los números rojos pesan sobre PepsiAmericas después de anunciar que durante el cuarto trimestre obtuvo un beneficio de 34,6 millones de dólares, lo que supone una disminución del 8,5% frente al beneficio de 37,8 millones de dólares registrado durante del mismo período del año anterior. Por su parte, PepsiCo pierde un 0,63% tras anunciar durante el último trimestre que la debilidad de las ventas y los efectos del tipo de cambio contrarrestaron los aumentos de la segunda mayor embotelladora de Estados Unidos.

Pero las miradas también recaerán sobre Motorola. El fabricante de teléfonos móviles – que suma más de un 6% -ha anunciado que pretende concluir en el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2011 su proceso de escisión en dos compañías independientes que cotizarán en Bolsa. En concreto, Motorola agrupará en una compañía sus negocios de telefonía móvil y hogar, mientras que la segunda compañía estará dirigida la actividad de redes y servicios móviles a empresas.

Los descensos imperan también entre el sector bancario. JP Morgan cae un 1,74%, Morgan Stanley pierde un 2,14%, Bank of America se deja un 1,98%, Citigroup desciende un 1,71% mientras Wells Fargo se anota una caída del 1,92%.