La balanza por cuenta corriente de la zona euro ha tenido en octubre un superávit de 1.300 millones de euros, frente al resultado equilibrado del mismo mes de 2006. Según informa el Banco Central Europeo (BCE), el superávit en bienes, servicios e ingresos ha compensado un déficit en las trasferencias corrientes. La balanza por cuenta corriente mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias. El superávit en bienes ha sido de 7.600 millones de euros, casi el triple que en octubre de 2006, y el de servicios ha llegado hasta los 2.200 millones de euros, 200 millones de euros más que en el mismo mes del pasado año.