El plan anunciado por el Gobierno británico por el que el Banco de Inglaterra canjeará valores hipotecarios de las entidades por bonos estatales para ayudar a mejorar la liquidez del sector bancario podría aumentar hasta los 113.000 millones de euros, frente a los 62.880 millones anunciados. Según publica hoy el diario Financial Times, que cita fuentes del mercado, los bancos británicos pretender intercambiar entre 80.000 y 90.000 millones de libras (100-113 millones de euros).