En mi operativa real y desde enbolsa.net solemos hacer un repaso cada 15 días de los principales índices de referencia a nivel mundial, pero no los estudio por soportes y resistencias , retrocesos de fibonacci ,cruces de medias o bandas de bollinger. Los analizo con indicadores de amplitud de mercado para ver más allá de lo que la curva de precios nos muestra.

Nosotros miramos dentro de esa curva, en sus entrañas, en su interior y así podemos hacer un diagnostico más apropiado de la salud de dicha curva de precios y su desarrollo futuro. No quedarnos en la superficie es fundamental para poder divisar el fondo. La curva de precios de un índice la componen una cantidad de activos negociados en la bolsa de dicho índice. Este número varía según la tipología del índice, la zona geográfica, la capitalización de sus activos, el sector al que pertenece etc. Pero todos tienen una característica común: están compuestos por acciones cotizadas.

Dependiendo de la capitalización de las acciones cotizadas dentro de ese índice, su ponderación en el mismo será mayor o menor y su peso relativo en los movimientos de la curva de precios del índice será mayor o menor. El ejemplo claro de este hecho es el peso específico que tienen las acciones Telefónica, Banco Santander y BBVA en nuestro índice selectivo.

Puede darse el caso, y de hecho ocurre, de que el índice español esté subiendo pero dentro de sus 35 valores sólo suban10 mientras 25 bajan. ¿Ustedes piensan que esa subida del índice es una subida sana? O por el contrario ¿es una subida dirigida por la compra de los valores más ponderados de nuestro mercado y, por lo tanto, manipulada para deshacer posiciones compradoras en futuros de Ibex a mejor precio, entre otras cosas?

Siguiendo esto me gustaría comentaros que cuando en un mercado suben el 80%- 90% de sus acciones cotizadas, ese mercado se encuentra en plena forma y goza de una salud a prueba de contratiempos. Ahora bien ¿cómo puedo hacer para saber la fortaleza o salud de un mercado como el NYSE (con unos 3200 cotizados) , el NASDAQ 100 o el SP500?¿Tengo que ponerme a contar los valores que suben cada día y los que bajan cada día? Un trabajo excesivo.

Pues bien, para solventar todas esas inquietudes nacieron los indicadores de amplitud y entre ellos apareció de manera estelar la LINEA AD o LINEA DE AVANCES Y DESCENSO. ¿Cómo se calcula? Pues cogemos por un lado los valores que han subido en un día y por otro lado los que han bajado, restamos los dos y realizamos una acumulación o sumatorio del valor resultante, ya tenemos la LINEA AD.

Os paso la formula en METASTOCK, los datos son de la fantástica web de Antonio Carcelén www.rsidat.com

A partir de la línea AD se puede analizar la fuerza o la salud existente en un índice sobre el que se aplique. Mientras la LINEA AD y el índice de referencia tengan la misma dirección e inclinación, se considera que la tendencia es saludable y por lo tanto no hay razones para pensar en un cambio en la dirección de la misma pero ¿qué ocurriría si de diera el caso anterior del IBEX? Es decir, el índice toma una dirección pero la mayoría de valores con menos peso de ponderación toma la dirección contraria. En este caso se genera una divergencia entre la LINEA AD y el INDICE sobre el que esta línea se aplica. Este desajuste se suele producir normalmente cuando disminuye la confianza y el mercado se centra en los valores de mayor capitalización o Blue Chips. ¿Y cuándo ocurre esto? En las zonas de techos o suelos, con altos niveles de sobrecompra o sobreventa, por consiguiente la línea AD y sus divergencias son indicadores adelantados de cambio de tendencia.

Vamos a meternos en quirófano y veamos la salud del índice SP500 en el último tramo de subida de los meses de Enero y Febrero pasados.Como podéis ver, toda la subida desde diciembre del 2011 hasta hace unos días se ha realizado sin la más mínima sintomatología de debilidad. Por lo tanto el miedo a los recortes anticipados eran infundados. Obsérvese cómo los círculos en azul marcan máximos sucesivamente crecientes en el índice SP500 y estos máximos crecientes fueron perfectamente correspondidos por la LINEA AD.



Pero ¿qué ocurrió con los dos últimos máximos del S&P500 marcados en rojo, con respecto a los dos últimos máximos de la línea AD marcados con una línea roja? Pues eso, que los máximos del SP500 seguían siendo crecientes pero el número de valores que subían era menor al número de valores que bajaban. Y eso significa debilidad, cansancio y agotamiento.

Ahora vamos a dar un pasito más, pero será un pasito muy pequeño porque en los siguientes artículos iremos incrementando los conocimientos en AMPLITUD DE MERCADO.

Vamos allá. ¿Conocen el indicador RSI o INDICE DE FUERZA RELATIVA? El RSI es un indicador de momento y, como tal, trabaja sobre la aceleración de los precios. Cuando los precios comienzan una tendencia o movimiento al alza, el RSI arranca con mucha aceleración ya que el impulso o fuerza que se le imprime a los precios es muy alta y eso provoca un rápido movimiento de este indicador al alza, pero a medida que los precios siguen y siguen subiendo, el impulso o la fuerza inicial aplicada para el desarrollo del movimiento va disminuyendo o debilitándose esa desaceleración se trasmite rápidamente al indicador y esto se traduce en DIVERGENCIAS con respecto a los precios.

Ahora viene lo bueno. Cojo el RSI y en vez de aplicárselo al INDICE S&P500, como es habitual , se lo voy a aplicar a la LINEA AD o línea de los movimientos verdaderos y por lo tanto mido la aceleración de los valores que van subiendo con respecto a la aceleración de los valores que van bajando. Y ¿qué nos encontramos? La divergencia bajista que vimos entre la LINEA AD del SP500 y el INDICE era sólo la punta del iceberg de un gran proceso de desaceleración que se estaba fermentando.



Fijaros cómo desde el último círculo en azul, marcado en el índice y en línea ad, el RSI o índice de fuerza relativa, marco su ultimo máximo (línea discontinua vertical en azul ), desde ese momento la subida comenzó a desacelerarse y el sumatorio de los valores que subían dejo de ser mayor que el sumatorio de valores que bajaban…… el final ya lo saben.

En próximos artículos seguiremos adentrándonos en el fabuloso y desconocido mundo de la AMPLITUD y en su aplicación práctica en la detección de los finales de tendencias y la anticipación de los giros del mercado.