La ampliación acelerada de capital por 1.325 millones de euros cerrada ayer por Iberdrola podría "abrir la puerta" a la eléctrica a "inversiones alternativas" como centrales nucleares en Reino Unido o los activos que Gas Natural tiene en venta como parte de su fusión con Unión Fenosa, según los analistas de BPI.
Los analistas del banco aseguran además que el grupo invertirá 6.700 millones en 2010, un 24% más que los 5.400 millones de este año, y que la filial de renovables dedicará a esta partida 2.500 millones en 2009 y otros 3.700 millones en el próximo ejercicio.

Al margen de las inversiones, el grupo planea realizar ventas por 2.500 millones este año y completar la mayor parte de su plan de desinversiones por 3.000 millones. BPI recuerda que la eléctrica mantiene un 9,5% en EDP, y que esta participación "no estratégica" tiene un valor de 950 millones.

Por su parte, Citi duda de la "racionalidad" de la operación, pero entiende que el grupo quedará tras su ejecución en una posición "más confortable". "Todavía no encontramos una fuerte racionalidad en esta ampliación de capital", señala, antes de reconocer que "la situación de deuda es ahora más confortable y la especulación sobre una posible rebaja en el "rating" o nuevos aumentos de capital ha desaparecido".