Tocó los 16.000 puntos, pero no pudo con ellos. El Ibex 35 despertó con ganas de superar nuevas metas, gracias al golpe de efecto del Santander tras la venta de Antonveneta y las positivas cifras publicadas por la mayor aseguradora europea: Allianz, pero las alturas comienzan a dar vértigo y el selectivo ha comenzado a perder lo andado. El Ibex 35 cede un 0,18% hasta los 15.917 puntos y nada contracorriente de Europa, arrastrado por Telefónica(-1,7%) y Acciona(-3,16%). Repsol YPF y el Santander hacen de colchón. En el mercado cambiario un euro se compra y vende por 1,4737 dólares, mientras que el futuro del Brent con próximo vencimiento en diciembre cotiza en los 92,60 dólares el barril.
Los inversores se achantan. El Ibex 35 quiere, pero –de momento- no puede. Europea comenzó contracorriente de EEUU y Asia, pero nuestra plaza es la única que se ha dado la vuelta, repliega velas, pero mantiene –como puede- las cotas alcanzadas días pasadas porque hay que coger impulso para superar nuevas marcas, aunque Telefónica(-1,7%) no ayuda. La operadroa ocupa la segunda peor posición del selectivo, a pesar de que la Comisión Federal de Telecomunicaciones podría obligar a Telmex a ofrecer servicio de interconexión a la filial de Telefónica en México, según publica la prensa local. El BBVA(-0,24%) también camina con caídas, aunque mucho más moderadas, lo contrario que Acciona, que lidera los recortes del selectivo al perder un 3,16%, con distancia, pero en la parte baja de la tabla vemos a Iberia(-1,16%) e Inditex(-0,86%). Sacyr Vallehermoso, Telecinco y Acerinox recortan más de un 0,7%. Gráfico Ibex 35