La Agencia Internacional de la Energía (AIE), que representa los intereses energéticos de los países consumidores, ha admitido que el riesgo de que los altos precios del petróleo traigan consigo una recesión económica mundial. 'Es posible', ha declarado el director de la AIE, Nobuo Tanaka, al ser interrogado al respecto al margen de un foro sobre cuestiones energéticas en Roma, en el cual participan países productores y consumidores de petróleo.