La Asociación Española de Banca (AEB) no descarta que algunas entidades puedan experimentar "serias dificultades" en un futuro "no lejano", a pesar de que el sector se está reestructurando mediante la racionalización de costes y su redimensionamiento, según su Informe Económico-Financiero elaborado a partir del análisis y las opiniones de expertos. En este sentido, subraya que pese a la aprobación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) el pasado viernes por el Consejo de Ministros, destinado a apoyar a las entidades en caso de dificultades, el objetivo de las ayudas deben ser el de reforzar "el sistema en su conjunto" y no sólo reflotar "transitoriamente" algunas entidades concretas.