Los tres administradores concursales de Martinsa-Fadesa apoyan el plan de viabilidad y el proyecto presentado por la inmobiliaria para devolver sus deudas en 8 años, si bien avisan de que se basa en hipótesis que, si no se cumplen, podrían trastocar los compromisos asumidos. En un escrito remitido al Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, los administradores -Antonia Magdaleno, Antonio Moreno y Ángel Martín Torres- creen que la propuesta de la inmobiliaria es "positiva" por el hecho de que cuenta con un patrimonio superior al volumen de sus deudas, que "si es administrado con diligencia y rigor puede permitir cumplir los compromisos adquiridos en el convenio". Sin embargo, alertan de los riesgos que puede conllevar el proyecto de Martinsa-Fadesa, como el hecho de que la crisis inmobiliaria provoque caídas en el valor de los activos mayores de lo esperado y que el sector no se recupere en el horizonte temporal previsto.