La Agencia Nacional para la Seguridad del Tráfico de Estados Unidos (NHTSA) ha abierto una investigación oficial sobre un posible defecto en el sistema de frenado del Toyota Prius, tras recibir 124 quejas de propietarios de este vehículo híbrido. Este organismo, dependiente del Departamento de Transporte del Gobierno estadounidense, indicó que ha recibido quejas sobre problemas "momentáneos" en el funcionamiento de los frenos del Prius. Cuatro de los consumidores aseguran que estos posibles defectos ocasionaron otros tantos accidentes. El secretario de Transporte de Estados Unidos, Ray Lahood, se ha puesto en contacto con el presidente de Toyota, Akio Toyota, quien le ha trasladado que la multinacional nipona "se toma muy en serio los asuntos de seguridad vial" en el mercado estadounidense.