La actividad en el sector manufacturero de Estados Unidos registró en octubre la mayor expansión mensual desde abril del 2006.
El Instituto de Gestión de Suministros, o ISM por sus siglas en inglés, informó el lunes que su índice de la actividad manufacturera se ubicó en octubre en 55,7 puntos frente a 52,6 en septiembre y 52,9 en agosto.

El índice de octubre se ubicó muy por encima del de 53,3 puntos que esperaban los economistas.

"Al parecer los inventarios están equilibrados y el actividad en el sector manufacturero se encuentra en un modo de recuperación", afirmó Norbert Ore, quien dirige el sondeo del ISM.

El continuo crecimiento del sector manufacturero, si bien modesto, constituye otra señal de que la economía de Estados Unidos está saliendo de su peor recesión en varias décadas. Pero el relativamente modesto aumento de la actividad fabril, también muestra que si bien la actividad podría nuevamente estar expandiéndose, lo está haciendo a un ritmo decididamente más modesto. Esta débil recuperación probablemente persista por algún tiempo, según la opinión de la mayoría de los analistas.

El índice de producción se ubicó en 63,3 puntos frente a los 55,7 de septiembre. Mientras que el índice de nuevos pedidos, que apunta a la actividad futura, se situó en 58,5 frente al 60,8 del mes anterior.

El índice de inventarios se contrajo a un menor ritmo, a una lectura de 46,9, frente a la de 42,5 en septiembre.

Las contrataciones de personal ascendieron por primera vez en más de un año. El índice de empleos se ubicó en 53,1 en octubre tras la lectura de 46,2 en septiembre. "La mejora en el empleo se debe a la reincorporación de empleados despedidos y a oportunidades de trabajo en puestos temporales", dijo Ore.

La inflación medida en el índice de precios de octubre fue de 65,0 puntos lo que se compara con la lectura de 63,5 de un mes antes.