El mercado hipotecario español alcanzó en enero un volumen de 1,085 billones de euros, lo que representa un crecimiento interanual del 3,2%, es decir, un ritmo cuatro veces inferior al de un año antes, cuando aumentó el 13,8 por ciento, según datos publicados hoy por la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Además, esta cantidad supone ya un descenso del 0,4 por ciento en relación a diciembre, lo que refleja, según la AHE, la tendencia a la "desaceleración intensa" del mercado hipotecario, que continuará en los próximos meses. El saldo vivo absoluto de estos créditos había aumentado en un año en 33.224 millones de euros a cierre de enero, pero había disminuido en 4.256 millones de euros en un mes.