El premio Nobel de Economía de 2008, Paul Krugman, dijo en Seúl que cree que lo peor de la crisis económica podría haber terminado, aunque aún existen grandes volúmenes de deuda, informa la agencia surcoreana Yonhap. Krugman, que participó en Seúl en una conferencia sobre finanzas internacionales organizada por un medio local, matizó que, debido a que se está prorrogando el pago de ese volumen masivo de deuda, una pronta recuperación de la economía mundial es improbable. "Comparto el optimismo de que lo peor podría haber terminado", dijo el economista norteamericano durante su intervención en Seúl. No obstante, Krugman advirtió que, a pesar de las medidas tomadas para estabilizar los mercados financieros, hablar de recuperación es prematuro por el excesivo apalancamiento y deuda de los bancos, no sólo en el sistema financiero sino en los hogares de todo el mundo.