Kroger registró una pérdida de 874,9 millones de dólares, ó 1,36 por acción, durante el tercer trimestre de su año fiscal, comparada con un beneficio de 237,7 millones de dólares, ó 36 centavos por acción, del mismo período del año anterior. El resultado trimestral, que fue inferior a las expectativas de Wall Street, fue perjudicado por rebajas contables de activos por un total de 1.050 millones de dólares, principalmente en su división Ralphs en el sur de California.