La estadounidense Kraft no quiere ser menos que Cadbury y también ha elevado sus previsiones de beneficio para 2009. Además recibe un espaldarazo por parte de de la italiana Ferrero que ha anunciado que se retira de la puja por la británica Cadbury.