Se espera una segunda oleada de insolvencias en el Reino Unido para la segunda mitad del año tras la sorprendente tregua en el ritmo de quiebras de empresas durante mayo, señaló el viernes la firma KPMG.  Según los datos de la compañía, 178 compañías se declararon insolventes en mayo, la mitad que en el mes anterior, cuando ascendieron a 363. En marzo se contabilizaron 367 insolvencias, mientras que hubo 316 en febrero y 347 en enero. Las cifras de junio todavía no son disponibles.